Cuando ser el malo, mola

Home de la web de Vodafone Benditos Malvados

¿Y ahora qué? esa es la pregunta que se hicieron en el departamento de patrocinios de Vodafone cuando se enteraron de que Ferrari había cerrado el fichaje de Alonso, banco Santander de por medio. Tras el paso desastroso por McLaren y la pena -que no gloria- de su segunda etapa en Renault, Alonso por fin lo tenía todo a favor: escudería italiana de primera línea -mucho más afín al público español que una francesa o inglesa y llamándose Ferrari más- patrocinador español y ganas de revancha en la afición.

Sin embargo, desde el punto de vista de la comunicación -concretamente del patrocinio- suponía un reto para Vodafone, principal patrocinador de McLaren. La marca de telefonía tiene que seguir captando clientes en España pero en este caso con todo en contra: una escudería que no goza de especial simpatía en nuestro país, un piloto que no cae bien -Hamilton- y otro que pasa sin llamar demasiado la atención -Button-. Es decir, sin ningún elemento que “enganche” de manera positiva al aficionado español con la escudería McLaren. Es más, me atrevería a decir todo lo contrario: McLaren cae bien en España cuando les gana Alonso, es decir, cuando pierden.

Frente a esta situación, en Vodafone podrían haber tomado la decisión salomónica del Santander: optar claramente por una escudería pero patrocinar ambas para evitar resquemores.

Pero no, las telecos son empresas más desenfadadas en su comunicación que los bancos y decidieron jugársela, y parece que les ha salido bien. ¿Somos los malos de la película? pues vamos a buscar el lado bueno del prota malo. Al fin y al cabo, son los malos de las películas los que dan la emoción a la historia. De esta forma, han conseguido dar la vuelta al concepto y sacar el lado bueno del malo, dando a entender que el bueno de la película -Alonso en este caso- se limita a seguir el ritmo que marca el malo. Y nos han sorprendido a todos con spots como estos. Y, especialmente, con la web www.benditosmalvados.com.

Todo un despliegue de imagen,  sonido y aplicaciones -muy bien hilado, por cierto- en el que plasman este concepto de manera sencilla pero contundente. Incluso, podías participar en un sorteo para poner la marca de tu empresa en el coche de Hamilton durante el GP de Valencia, todo un guiño a las pymes españolas.

Una buena lección de cómo transformar la adversidad en oportunidad. Ahora sólo les queda que Alonso sea campeón del mundo para ser los malos de verdad… o que gane McLaren y puedan seguir siendo los malos de la película.

-Daniel Silverio-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s